España pierde 820 comercios cada mes en el último año

Negocio cerrado autónomos

En agosto, hubo 17.894 personas menos afiliadas Régimen Especial de Autónomos de la Seguridad Social, lo que supone un -0,55%. De ellos, -3.296 (-0,41%) fueron en el sector del comercio.

Los datos de afiliación global al régimen de trabajadores autónomos reflejan un balance positivo en términos interanuales (agosto de 2018 menos agosto de 2017): 36.116 afiliados más al RETA. En el caso del comercio el balance es negativo: de agosto de 2017 a agosto de 2018, se han quedado por el camino 9.820 comerciantes autónomos. Lo que representa el cierre de casi 820 comercios al mes.

En términos absolutos, se han perdido 2.764 comercios en Cataluña, 1.152 en Castilla León y 1.102 en Galicia, las tres comunidades donde más elevado han sido las pérdidas de afiliación media mensual. La única excepción en todo el país es la Comunidad de Madrid, la única que tiene un balance positivo, con un aumento de 46 afiliados de la actividad comercio (0,05%).

En valores relativos, 13 comunidades están por encima del valor relativo nacional. Estas son Ceuta (-4,70%), Melilla (-3,68%), Aragón (-2,72%), Castilla y León (-2,56%), Asturias (-2,50%), Navarra (-2,24%), Catalunya (-2,15%), La Rioja (-2,12%), Galicia (-2,11%), Cantabria (-1,77%), País Vasco (-1,63%), Illes Balears (-1,44%) y Castilla La Mancha (-1,26%).

La Unión de Autónomos UATAE recuerda que el sector del comercio engloba a uno de cada tres del total de los autónomos. Además, el caso concreto de los negocios unilocalizados, tienen un índice de ocupación cinco décimas superior al de las grandes superfícies, es decir, generan más empleo.

Para María José Landaburu, secretaria general de UATAE, afirma que “las grandes empresas de establecimientos físicos y online están ganando terreno al pequeño comercio, a pesar de que generan menor riqueza y empleo en los barrios y los municipios” y pide “ayudas a la actualización digital de los pequeños comercios, herramientas colectivas para combatir la situación de desigualdad y, sobretodo, ayudas a la financiación tanto para poner en marcha nuevos proyectos como para la actualización de los que ya existen”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *