UATAE reivindica en el Congreso que los autónomos tengan un papel “activo y con derechos” en la España post Covid-19 -

UATAE reivindica en el Congreso que los autónomos tengan un papel “activo y con derechos” en la España post Covid-19

  • La secretaria general de UATAE ha reclamado que la salida de crisis “saque al trabajo autónomo del cuarto trasero de la precariedad” con un sistema de cotización por ingresos sociales y el reconocimiento de más derechos y mejores prestaciones
  • María José Landaburu ha comparecido en la Comisión de Reconstrucción defendiendo que las medidas de protección como la prestación extraordinaria “han funcionado y ahora deben extenderse más allá del 30 de junio”
  • Para Landaburu, es urgente que “no queden desprotegidos” colectivos como el de los autónomos de temporada o los llamados músicos ‘invisibles’ y ha sido muy crítica con la opacidad y prácticas abusivas que están teniendo los bancos con los autónomos y pymes en la gestión de los créditos ICO
  • “No puede ser que un taxista o un pequeño comerciante paguen más impuestos que las grandes plataformas digitales que les hacen competencia desleal”, ha denunciado Landaburu para defender que los trabajadores por cuenta propia “necesitan un apoyo decidido”

Madrid, 11 de junio de 2020

La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) ha reivindicado esta tarde en el Congreso de los Diputados que las y los trabajadores por cuenta propia (que son más de 3,2 millones en nuestro país) tengan “un papel activo y con derechos” en la salida de la crisis provocada por la pandemia del Covid-19. La secretaria general de UATAE, María José Landaburu, ha comparecido, junto a portavoces de las otras dos organizaciones representativas de trabajadores por cuenta propia de ámbito estatal (ATA y UPTA), en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica de la Cámara Baja para analizar la problemática de este colectivo, gravemente afectado por la crisis, y sus propuestas para la recuperación.

Landaburu ha tenido un reconocimiento a la forma en la que se ha encarado la actual crisis, con “mecanismos de protección muy potentes”, como la prestación extraordinaria por cese de actividad, “inédita en nuestra historia”, que sin duda “han amortiguado el golpe, también para los autónomos”, y ha pedido que concretamente la prestación extraordinaria se extienda más allá del 30 de junio -como se ha anunciado que se hará con los ERTEs- “con especial atención a los sectores más golpeados y a los autónomos más vulnerables de todos los sectores”.

Junto a ello ha señalado algunas insuficiencias graves en la prestación extraordinaria: en concreto, ha considerado urgente que se resuelva la desprotección de los llamados autónomos de temporada (trabajadores por cuenta propia estacionales, en sectores vinculados a la campaña turística, hoy excluidos de la prestación por no estar aún dados de alta el 14 de marzo) y de los llamados ‘invisibles’ de la música (cuya intermitencia laboral es aprovechada por la industria para condenarlos a la economía sumergida). También ha pedido que se termine con el abuso que a su juicio están cometiendo muchas mutuas, reclamando o reteniendo las cantidades de la prestación cobrada por el tramo del 14 al 31 de marzo por autónomos a los que se les exige acreditar un 75% de pérdidas desde día 1 de ese mes, cuando aún no había estado de alarma y por tanto su actividad era normal.

La máxima responsable de la Unión de Autónomos ha sido muy crítica, igualmente, con el papel que están desempeñando los bancos en la gestión de los préstamos ICO a autónomos y pymes. A su juicio, las entidades financieras están jugando con la liquidez que necesita el tejido productivo y actuando “con opacidad, prácticas abusivas y criterios estrictamente financieros” con avales de dinero público.

Para UATAE es fundamental que la reconstrucción implique una ampliación de derechos y de protección  social de los autónomos, para que “el trabajo autónomo deje de ser el cuarto trasero de la precariedad”. Landaburu ha defendido que los autónomos están “comprometidos con el futuro de este país” y que sólo con más derechos serán “más fuertes” para implicarse en la reconstrucción social y económica que necesita. Entre las reivindicaciones que ha defendido UATAE está la de un sistema de cotizaciones sociales para los trabajadores por cuenta propia basado en los ingresos reales, para garantizar la progresividad a los cotizantes y la mejora de las prestaciones sociales, la lucha efectiva contra la morosidad de grandes empresas a autónomos y pymes, o la superación de la brecha de género en la participación en el autoempleo. Un tema fundamental para ello es una reforma fiscal justa y progresiva, porque, ha recordado Landaburu, “no puede ser que un taxista o un pequeño comerciante tributen más impuestos que las grandes plataformas digitales que les hacen competencia desleal”.