La falta de diálogo del Gobierno con los autónomos siembra de incertidumbre el futuro de la prestación extraordinaria a partir del 30 de junio -

La falta de diálogo del Gobierno con los autónomos siembra de incertidumbre el futuro de la prestación extraordinaria a partir del 30 de junio

  • El ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones contesta con evasivas la petición de UATAE de una reunión, a pesar de la urgencia de los plazos
  • Mientras la mesa de diálogo social con sindicatos y patronal está teniendo una intensa actividad para la negociación de la ampliación de los ERTES, las organizaciones representativas del trabajo autónomo no hemos sido ni siquiera informadas de los planes del gobierno con la prestación extraordinaria por cese de actividad
  • Sigue sin darse una respuesta a los problemas surgidos con la prestación correspondiente a la segunda quincena de marzo o a la desprotección de los autónomos de temporada

Madrid, 17 de junio de 2020

Desde la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE), debemos manifestar nuestra preocupación por la actitud que está manteniendo el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ante la finalización, el próximo 30 de junio, del período establecido para la vigencia de la prestación extraordinaria por cese de actividad habilitada para los trabajadores y trabajadoras autónomas afectadas por la crisis sobrevenida por el Covid-19. A trece días de la expiración de la medida, y a pesar de que el ministro José Luis Escrivá ha declarado en vagas manifestaciones la voluntad de prorrogarla sin ninguna concreción, no ha habido ningún avance del Gobierno y las organizaciones representativas de trabajadores autónomos no hemos sido convocadas a un encuentro para negociar ninguna propuesta, a pesar del consenso explicitado por ATA, UATAE y UPTA en sus respectivas comparecencias el pasado jueves 11 de junio en el Congreso de los Diputados. Denunciamos la falta de diálogo del Gobierno, que sólo sirve para sembrar de incertidumbre al millón y medio de trabajadoras y trabajadores por cuenta propia ya a acogidas a esta prestación.

Es incomprensible que, mientras que la Mesa de Diálogo Social entre gobierno, patronal (CEOE) y sindicatos (CCOO y UGT) está manteniendo una intensa actividad para intentar llegar a un acuerdo sobre la prórroga de la flexibilización de los ERTEs, que en principio también expira en la misma fecha, la única respuesta dada por el Gobierno a las peticiones de reunión que UATAE le ha trasladado sea simples  evasivas. No pedimos ningún hilo directo privilegiado ni una conversación entre bambalinas, ni queremos apuntarnos el tanto de ninguna decisión del Ministerio. Pedimos, simplemente, la formalidad de un diálogo transparente entre el ministerio responsable y las organizaciones reconocidas como representativas desde el compromiso de aportar constructivamente a una solución que no deje desprotegido a nadie.

Nos preocupa, también, que de manera paralela al silencio del Ministerio en su interlocución formal con las organizaciones representativas para la prórroga de la prestación extraordinaria, tampoco se esté dando respuesta a peticiones en las que venimos insistiendo para paliar las lagunas que ha dejado la cobertura de la prestación. Los más de 20.000 autónomos de temporada a los que se niega el acceso a la prestación a pesar de su imposibilidad de trabajar este año por su dependencia de la campaña turística, o todas y todos aquellos autónomos que cobraron la prestación del 14-31 marzo a los que se reclama pérdidas del 75% desde antes de la declaración del estado de alarma (algo imposible de acreditar) están siendo ninguneados con el silencio del Gobierno.

Exigimos que el Ministerio de Seguridad Social convoque de inmediato a las organizaciones representativas para llegar a un acuerdo sobre las bases de:

  • La extensión general de la prestación extraordinaria más allá del plazo del 30 de junio hasta el mínimo del 30 de septiembre, con el compromiso de empezar a definir desde ya una prórroga a partir de esa fecha particularizada en los sectores más afectados y afectadas y en las realidades económicas de los autónomos más vulnerables independientemente del sector.
  • El reconocimiento retroactivo de acceso a la prestación extraordinaria para colectivos hoy excluidos: las y los autónomos de temporada, así como para otros colectivos como los llamados ‘músicos invisibles’.
  • La instrucción de criterios flexibles que garanticen el mayor alcance posible de la prestación extraordinaria, lo que incluye que el requerimiento de pérdidas del 75% se establezca a partir del 14 de marzo y no del 1 de ese mes, y mecanismos que tengan en cuenta la particularidad del desarrollo profesional de algunos sectores (como los agentes comerciales), en los que la facturación de su actividad se hace varios meses a posteriori.