Los autónomos piden un impulso para el comercio ambulante con 12 medidas para su reactivación -

Los autónomos piden un impulso para el comercio ambulante con 12 medidas para su reactivación

  • Las seis organizaciones impulsoras del documento ‘Reactivar el Comercio’, presentado la semana pasada, insisten en la importancia de apoyo institucional activo para la vuelta a la normalidad de la venta no sedentaria y que sus profesionales puedan acceder a las ayudas por el Covid-19

Madrid, 05 de junio de 2020

La semana pasada, seis organizaciones de trabajadoras y trabajadores autónomos se unían publicando un documento que, bajo el epígrafe ‘Reactivar el Comercio’, condensaba 57 propuestas de apoyo al comercio de proximidad para superar la crisis. En línea con aquel paquete de medidas, hoy han vuelto a subrayar las referidas a la venta ambulante y el comercio no sedentario en mercadillos de proximidad destacando las doce propuestas relativas a esta actividad. La Unión de Autónomos UATAE, la Mesa Nacional de las Organizaciones de Venta Ambulante de España (EMNOVA), la Confederación Nacional de Autónomos del Comercio (CNAC), la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), la Confederación Intersectorial de Autónomos del Estado Español (CIAE) y la Confederación General de la Pequeña y Mediana Empresa del Estado Español (COPYME) han insistido en la importancia de tener en cuenta las particularidades de esta actividad a la hora de definir las ayudas a los autónomos y las diferentes medidas de recuperación económica que están tomando las administraciones.

Desde las seis organizaciones promotoras de las medidas recuerdan que “la venta no sedentaria y los mercadillos de proximidad permiten abastecer a miles de municipios y de barrios de una oferta comercial que no tendrían de otra manera, dando un servicio fundamental que contribuye a las economías locales y a mantener vivos y atendidos muchos pueblos”, y denuncian que la pandemia del Covid-19 y su crisis sobrevenida ha agravado problemas estructurales que ya existían antes. Por ello, entre las doce propuestas enunciadas, se abarca desde la revisión a la baja de las de tasas de mercadillos y mercados no sedentarios, de manera que se igualen a otras tasas de ocupación de vía pública, y que se estudie la devolución de la parte proporcional correspondiente a días no trabajados por causas ajenas al comerciante, hasta la habilitación de líneas específicas de los créditos ICO y de ayudas para la renovación de su flota de vehículos con criterios de eficiencia energética y emisiones cero, pasando por la equiparación en la cotización a la Seguridad Social de los autónomos de la venta ambulante respecto a las cooperativas del sector.

Igualmente, señalan que los ayuntamientos están siendo reticentes en la recuperación de los mercadillos ambulantes durante la desescalada, y por ello han pedido que el conjunto de las administraciones (también las autonómicas y central) hagan de la necesidad virtud y lideren conjuntamente desde la cooperación institucional un plan del sector junto a los colectivos afectados.

DOCE MEDIDAS PARA #REACTIVARELCOMERCIO AMBULANTE

  1. Reducción de las tasas de los mercadillos o mercados de venta no sedentaria de manera que se igualen con otras tasas de utilización de la vía pública y se cumpla el artículo 7 de la Ley 8/1989, de 13 de abril, de Tasas y Precios Públicos; “las tasas tenderán a cumplir el coste del servicio o de la actividad que constituya su hecho imponible”, teniendo también en cuenta el principio de capacidad económica expresado en el artículo 8, “en la fijación de las tasas se tendrá en cuenta, cuando lo permitan las características del tributo, la capacidad económica de las personas que deben satisfacerlas”.
  2. Mantener el carácter público de los mercados ambulantes o no sedentarios.
  3. Consideración de la venta ambulante como un sector de actividad donde se deben mantener las medidas de protección social diseñadas para soportar las actividades, ERTES y protección extraordinaria por cese de actividad, más allá del 30 de junio por reducidos ingresos ante las dificultades hasta que vuelva a estar en plena actividad.
  4. Realización y puesta en macha de manera urgente de un Plan de rescate del sector, que implique a las tres administraciones (local, autonómica y central) en el que se aborde de manera efectiva un amplio paquete de medidas, teniendo en cuenta las potencialidades, carencias y debilidades que representa esta actividad comercial.
  5. Igualar la cotización de los autónomos y autónomas de la venta ambulante o venta no sedentaria con las cuotas que hacen efectivas las cooperativas de trabajo asociado del sector, evitando así el agravio comparativo entre personas del mismo colectivo.
  6. Acceso del colectivo a una línea de avales para créditos ICO, con aval del 100% del estado, dado que ante la situación del sector buena parte de las solicitudes son rechazadas por el riesgo del 20% no avalado en la actualidad.
  7. Establecimiento de un plan de ayudas directas o bonificación de intereses en la compra de vehículos con eficiencia energética, para la renovación de la envejecida flota actual, estableciendo un horizonte a medio plazo de vehículos totalmente eléctricos, lo que nos convertirá en la actividad comercial con menor huella ecológica.
  8. Puesta en valor y fomento del comercio ambulante en las políticas de prevención del despoblamiento, estableciendo ayudas a los Ayuntamientos que impulsen la creación, mantenimiento y desarrollo de los mercados o “mercadillos” de gestión pública en pequeñas poblaciones rurales, así como la concesión de ayudas a los comerciantes ambulantes itinerantes en vehículos, que abastecen a viviendas y núcleos poblacionales aislados.
  9. Establecimiento de la obligación legal de crear Comisiones de Comercio Ambulante a nivel municipal y provincial, como instrumentos de interlocución del sector con las administraciones.
  10. Implantación generalizada de medidas legales que no se suelen incluir en las normativas, como la devolución del porcentaje de tasas por días no trabajados que no sean atribuibles a los comerciantes.
  11. Impulso de campañas que prestigie el comercio ambulante frente a bulos, rumores y estereotipos que afectan negativamente al sector.
  12. Desarrollo de un plan de actuación, en coordinación con las administraciones implicadas, para el mantenimiento de la actividad de venta ambulante y mercados de proximidad en circunstancias similares a la actual u otras posibles catástrofes.