partidos-progresistas-a-favor-de-representatividad-democrática-autónomos

Los partidos progresistas, de acuerdo con el reconocimiento de los derechos fundamentales de los autónomos/as

‘Soy autónomo/a, ¿quién me representa?’ es el título del evento que se celebró ayer lunes en el Círculo de Bellas Artes para presentar el ‘Informe sobre el sistema de representación de autónomos/as’, en el que el catedrático de Derecho Constitucional y ex magistrado del Tribunal Constitucional Pablo Pérez Tremps y la catedrática de Derecho Constitucional Ana María Ovejero Puente analizan el derecho de las personas físicas a elegir a sus representantes que emana de la Constitución y proponen un sistema de elección mediante el voto para autónomos y autónomas. 

Entre el público estaban presentes representantes de partidos políticos, diputados, senadores, concejales, así como representantes de organizaciones sindicales, sociales y profesionales. PSOE, Unidas Podemos y Más País manifestaron su apoyo a una representatividad democrática de autónomos y autónomas.

Acompañaron a los autores del estudio el secretario general de CCOO, Unai Sordo; la secretaria general de UATAE, María José Landaburu, y el humorista y periodista Juan Luis Cano, que ejerció de maestro de ceremonias y puso el toque de humor narrando la curiosa vida de unos profesionales que no se enferman nunca, que no tienen vacaciones y que tienen unas pensiones muy por debajo de las de las y los trabajadores asalariados. 

María José Landaburu quiso hilar las desventuras de los autónomos y autónomas con las propuestas de la unión de autónomos para una fiscalidad justa; más protección social en caso de enfermedad, baja, maternidad o paternidad; la cotización en base a ingresos reales, y el apoyo al emprendimiento pero también a los proyectos que ya están en marcha, para que sean proyectos de vida con futuro y que aporten a la economía. Asimismo se acordó de las y los falsos autónomos, y quiso agradecer el trabajo de CCOO en el esfuerzo por denunciar estos casos para su regularización como asalariados y asalariadas. “Somos trabajadores precarios, en términos de protección social y también en términos estrictamente económicos. En el ámbito de la protección social mantenemos un sistema que es insolidario y es injusto. En este contexto, nos tenemos que rearmar”, reclamó Landaburu. Por eso, “entre nuestras propuestas está también la de apostar por una representatividad democrática de autónomos y autónomas, para tener más fuerza para luchar por que se pongan en marcha todas estas propuestas, para que las organizaciones respondamos ante el colectivo que representamos y para que la voluntad de las y los trabajadores autónomos se refleje realmente en sus representantes”, concluyó. Landaburu explicó que desde UATAE quisieron preguntar a expertos sobre esta propuesta, para ver su encaje en nuestra legislación, y por eso encargaron el estudio a los catedráticos de Derecho Constitucional Pablo Pérez Tremps y Ana María Ovejero Puente. 

El exmagistrado del Tribunal Constitucional y autor del estudio, Pérez Tremps, tomó la palabra para llamar la atención sobre el hecho de que “se ha diseñado un sistema democrático para articular el trabajo de sindicatos y organizaciones empresariales en determinadas decisiones o actuaciones del Estado, a través de eso que se llama la mayor representatividad, y no se sabe por qué esto no se ha llevado a las y los trabajadores autónomos”. Y citó el artículo 1.1 de la Constitución, que indica que estamos en un Estado social y democrático de derecho, de lo cual se extrae que “el principio democrático exige y atribuye el derecho al voto de la ciudadanía en la participación de los asuntos públicos que los afectan, y singularmente el de las y los trabajadores”. 

La catedrática Ovejero Puente, coautora del trabajo, señaló que “lo que transforma la representación privada de una asociación en una auténtica representación política es la capacidad de trascender desde los intereses particulares que esa organización representa a los intereses generales, porque la diferencia que existe entre la representación empresarial y la de trabajadores y trabajadoras autónomos es que el trabajador autónomo es una persona física, es sujeto de derechos fundamentales y, sobre todo, sujeto del derecho fundamental de participación, que está en el artículo 23 de la Constitución”. La importancia del asunto radica en que, “en virtud de la ley, las asociaciones de autónomos y autónomas realizan tareas de interlocución y participación en la decisión de las políticas públicas con efectos sobre todo el colectivo, no solo sobre sus afiliados”, por lo que sería derecho de todo el universo del colectivo decidir quién lo ha de representar.

Por último, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, quiso cerrar la presentación reivindicando la importancia de la lucha colectiva por los derechos laborales y sociales, y recalcó que, en un momento de crisis de representación, “reforzar espacios de participación democrática, espacios de vínculo entre las organizaciones representativas y sus bases es absolutamente determinante desde un punto de vista incluso de construcción democrática de nuestra sociedades”. En este sentido, destacó que este proyecto para una representatividad democrática de autónomos y autónomas, “que abandera UATAE, y que tiene un hito importante con la presentación de este estudio, debería ser una cuestión que se afrontara sin mayor dilación en la legislatura que viene”.

Aquí puedes ver un resumen del acto 

Aquí tienes el ‘Informe sobre el sistema de representación de autónomos/as’