UATAE reclama a Sanidad que reconsidere la Orden sobre la prórroga de ITVs para no perjudicar a los autónomos con vehículo profesional -

UATAE reclama a Sanidad que reconsidere la Orden sobre la prórroga de ITVs para no perjudicar a los autónomos con vehículo profesional

  • La Unión de Autónomos cree que la resolución dictada -que prorroga las revisiones de la Inspección Técnica de Vehículos pendientes por el estado de alarma- “beneficia a las estaciones de ITV, en perjuicio de los usuarios, muchos de ellos autónomos de diferentes sectores que necesitan su vehículo para trabajar”

Madrid, 19 de mayo de 2020

La Orden SND/413/2020 del Ministerio de Sanidad, publicada en el BOE el pasado sábado, sigue trayecto cola, tras las críticas de organizaciones como la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (FENADISMER) o colectivos del taxi. La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) ha pedido que el departamento dirigido por Salvador Illa “reconsidere y rectifique” la norma dictada para no perjudicar a cientos de miles de autónomos con su vehículo profesional pendiente de someterse a la inspección. UATAE entiende que esta orden se ha hecho a la medida de las estaciones dedicadas a la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) sin tener en cuenta los “efectos abusivos” que genera en otros sectores. En concreto, la resolución establece la prórroga máxima para las revisiones de la ITV pendientes de efectuarse por el parón en esta actividad que ha supuesto el estado de alarma, pero la fórmula habilitada para ello computa como base del plazo para la siguiente revisión la fecha en que había caducado la actual y no el día en que finalmente se realice el examen técnico.

Es decir: la fecha para la próxima inspección que figure en la ‘pegatina’ será la del día en que debería haberse pasado la ITV si no hubiera habido estado de alarma, y no la del día en que finalmente se pase, acortando injustamente su plazo de vigencia y obligando a volver a acudir a las estaciones de ITV y pagar una nueva revisión en menos tiempo del necesario. Este efecto abusivo de la nueva norma, recuerda UATAE, se complica más en el caso de camiones ligeros y pesados de más de 10 años de antigüedad, y autobuses, taxis y ambulancias de más de 5 años de antigüedad, que deben pasar la ITV cada seis meses y para los que no se ha dictado un encaje específico, por lo que tendrán que volver a pasar el siguiente reconocimiento prácticamente pocos días después de haber superado el que tienen pendiente.

Para la Unión de Autónomos, “esta medida sólo beneficia a las estaciones de ITV, en perjuicio de los usuarios, entre los que recordamos que hay muchos profesionales autónomos de diferentes sectores (desde el taxi al transporte en carretera, pasando por la logística, el comercio o la agricultura) cuya actividad o pequeño negocio depende del uso del vehículo profesional”.  UATAE insiste en que Sanidad debe “rectificar de inmediato”.