La OCDE da la razón a UATAE y pide la cotización por ingresos reales

La OCDE pide una cotización por ingresos reales para salvar las pensiones, como defiende UATAE

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) nos da la razón: hay que ajustar la cotización de autónomos y autónomas a los ingresos reales para asegurar unas pensiones dignas. La organización de los 37 países más desarrollados del mundo muestra su preocupación en el último informe sobre pensiones por el hecho de que la libertad que se da a estos trabajadores para elegir su base de cotización tiene como consecuencia la precariedad en el futuro. 

 

En este sentido, el informe alerta en su capítulo dedicado a España: «Mejorar las perspectivas de pensión para todos requiere que todos los ingresos sean tratados de la misma manera para las pensiones. En particular, los autónomos deberían pagar sus contribuciones basándose en el ingreso real en vez del declarado». 

 

La pensión promedio de autónomos y autónomas en la OCDE es el 79% de la que reciben las y los trabajadores asalariados; en España es el 42%. Solo Japón, México y Holanda están por detrás en cuanto a las pensiones de autónomos y autónomas. 

 

En el informe se explica que en nuestro país uno de cada seis trabajadores es empleado/a por cuenta propia y más del 70% de ellos cotiza por la base mínima, lo cual permite un mayor poder adquisitivo en el momento, que ayuda a compensar el hecho de ganar alrededor del 69% de lo que gana un asalariado o asalariada (mientras la media de la OCDE es del 84%), pero es la base de una jubilación insuficiente en el futuro y, por tanto, de un aumento de la precariedad. 

 

Landaburu ha manifestado su satisfacción por esta noticia y ha recordado que la unión de autónomos UATAE fue pionera en proponer un sistema de cotización en base a los ingresos reales en España, “una medida justa y equitativa, para que autónomos y autónomas no tuvieran que afrontar un desembolso fijo que en muchos casos resulta muy alto para quienes están empezando o no están en un buen momento, y a la vez es una cifra muy baja para quienes ingresan más y podrían estar aportando más para recibir una pensión mayor y para aportar a la bolsa común, como sucede en el caso de las y los trabajadores asalariados”.