EPA: el trabajo autónomo aguanta en el primer trimestre del año a la espera de valorar el alcance real de la crisis del Covid-19 -

EPA: el trabajo autónomo aguanta en el primer trimestre del año a la espera de valorar el alcance real de la crisis del Covid-19

  •  El número de trabajadores por cuenta propia disminuye en 2.200 personas respecto al trimestre anterior y aumenta en 3.600 en términos interanuales
  • La pandemia impacta sobre el mercado de trabajo, si bien su incidencia es aún limitada, ya que sus efectos se han producido a partir de la semana 11ª de las trece primeras de 2020
  • Landaburu: “Es necesario mantener e intensificar las medidas de protección de rentas de los trabajadores asalariados y autónomos en función de la ‘desescalada’ y al tiempo mejorar y ampliar las medidas de financiación y liquidez”

Madrid, 28 de abril de 2019

Según los datos de la Encuesta de Población Activa del primer trimestre del año 2020, publicada hoy por el INE, el número de trabajadores y trabajadoras por cuenta propia ha caído en 2.200 personas (-0,1%) respecto al trimestre anterior, mientras que en términos interanuales ha aumentado en 3.600 (-0,3%). Esto significa que el trabajo autónomo resiste en un trimestre tradicionalmente de caída del empleo y marcado por la irrupción de la pandemia del Covid-19, el establecimiento del estado de alarma y la crisis económica sobrevenida por esta situación, si bien su incidencia es aún limitada en el periodo de tiempo analizado ya que se produjo a partir de la undécima semana de las trece comprendidas. Como indica la secretaria general de UATAE, María José Landaburu, “es pronto para evaluar el alcance real y completo de la pandemia en el mercado de trabajo, que sin duda será importante”, pero se aprecia que las diferentes medidas de respuesta para el mantenimiento del empleo “han podido ser un primer muro de contención”, a falta de ver cómo evoluciona la situación en el siguiente trimestre.

El número de ocupados total se redujo en 285.600 en relación al trimestre anterior, un 1,4%, pero hay que tener en cuenta que el primer trimestre es un período de caída del empleo (en 2019 cayó en 93.400 y en 2018 en 124.100). Los asalariados se han reducido en 286.000, un 1,7%, mientras los autónomos lo han hecho en 2.200, -0,07%, de lo que se puede extraer que los trabajadores y trabajadoras por cuenta propia, en general, están aguantando y se están manteniendo en la actividad en una mayor proporción que los asalariados. Esta situación también se veía reflejada en los datos de afiliación aportados por la Seguridad Social correspondientes al mes de marzo de 2020.

UATAE entiende que medidas como la flexibilización de los ERTEs y la prestación extraordinaria para autónomos ERTES, prestación extraordinaria para autónomos y autónomas, están siendo útiles para contener la destrucción de empleo, al permitir la permanencia en el mercado de trabajo de manera temporal estableciendo mecanismos de sustitución de rentas. En consecuencia, valora la secretaria general de la Unión de Autónomos, “es necesario mantener e intensificar las medidas de protección de rentas de los trabajadores asalariados y autónomos en función de la llamada ‘desescalada’ y al tiempo mejorar y ampliar las medidas de financiación y liquidez” (acceso a las líneas del ICO, aplazamiento de cuotas de autónomos y pymes de sus préstamos actuales vinculados a su actividad…) de manera que se mantengan el mayor número de actividades posible y su capacidad de adaptación al nuevo ciclo económico.