El trabajo autónomo suma más de 6.700 altas en febrero -

El trabajo autónomo suma más de 6.700 altas en febrero

  • Las trabajadoras y trabajadores por cuenta propia experimentan un incremento de 18.244 respecto a febrero de 2019, un aumento interanual del 0,56%
  • Los datos globales de afiliación a la Seguridad Social anunciados hoy suponen, entre autónomos y asalariados, un aumento de casi 86.000 altas. El paro por su parte, baja en 7.806 personas.
  • Para María José Landaburu, secretaria general de UATAE, “es una buena noticia que suba el empleo y baje el paro, en un contexto de incertidumbre económica internacional, y a la vez que el autoempleo crezca hace ineludible avanzar en derechos, protección social y cotización justa para los trabajadores y trabajadores autónomos”.

Madrid, 03 de marzo de 2020

Según los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones publicados esta mañana, la afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos aumentó este febrero en 6.777 respecto a enero, una cifra superior al incremento en febrero de 2019 respecto a su mes anterior (5.280). En términos interanuales, hay 18.244 autónomos y autónomas más, un +0,56%, que en febrero de 2019. Estos datos se enmarcan en un total de 85.735 afiliaciones nuevas a la Seguridad Social el mes pasado (incluyendo a trabajadores y trabajadoras asalariadas). El colectivo autónomo cuenta con un total de 3.257.896 trabajadoras y trabajadores. Para la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE), estos datos son positivos e invitan a tomar medidas que reconozcan derechos y combatan la desprotección del colectivo.

La secretaria general de UATAE, María José Landaburu, valora los datos como “una buena noticia que suba el empleo y baje el paro en general, especialmente cuando impera la incertidumbre en la economía mundial y europea”, y en relación al autoempleo, su incremento hace “ineludible dar respuestas a la falta de derechos y de cobertura social, con una reforma del sistema de cotización para que sea por ingresos reales y con una orientación justa y progresiva, como base para la mejora de prestaciones como la del ‘paro’ -cese de actividad- y las pensiones”. Landaburu remarca: “No es sostenible que un colectivo de trabajadores se incremente pero permanezca al margen de los derechos sociales: es el momento de incorporarnos plenamente al Estado del Bienestar”.

El autoempleo subió en todos los sectores, excepto en el comercio, donde de nuevo se han perdido autónomos y autónomas (842 bajas), lo que confirma una crisis estructural en ese sector que “debe interpretarse como un toque de atención”, según Landaburu: “Urge que las administraciones atiendan con un plan de choque la situación crítica del pequeño comercio, se reconozca su aportación decisiva al tejido económico y a la vida de pueblos y barrios, y se apueste por su modernización y por su protección frente a grandes superficies y plataformas digitales”, concluye.