La nueva bajada del IPC confirma las previsiones de UATAE

El mes de junio el Índice de Precios al Consumo (IPC) registró una variación anual del 0,4%, cuatro décimas inferior a la de mayo. La variación mensual el mes pasado ha sido del -0,1%.

Un mes más, como sucedió en mayo, los precios de la cesta de la compra se moderan, descendiendo por debajo del 1%, algo que no había sucedido desde enero de 2018. Además, la bajada ha tenido lugar en todas las comunidades autónomas. 

El INE destaca la influencia en la disminución de la tasa anual la bajada de los precios del transporte, con una variación anual del 0,0% -prácticamente dos puntos inferior a la de mayo de este año-, que tiene su causa en la disminución de los precios de los carburantes y lubricantes en junio, frente al aumento en el mismo mes del año pasado, y la vivienda, con una tasa que desciende más de un punto y se sitúa en el -1,5%, por la bajada de los pecios de la electricidad y los combustibles líquidos, que el año pasado habían aumentado.

La mayor influencia positiva en la tasa anual, por otra parte, sería la de la categoría Ocio y cultura, con una tasa del -0,4%, ocho décimas más que en mayo, por el aumento de los precios de los paquetes turísticos, mayor que en 2018.

Desde UATAE, en palabras de su secretaria general, María José Landaburu, se destaca que esta bajada del IPC mantiene las previsiones de la organización, que el mes pasado auguró una inflación moderada hasta diciembre, en torno al 1%. Y, sobre todo, Landaburu ha querido incidir en que estos datos “vuelven a ser buenos para el poder adquisitivo de las familias, ya que los salarios crecen y se incentiva el consumo”.