UATAE estima que en 2019 habrá 75.000 autónomos más

María José Landaburu secretaria general de UATAE
La Unión de Autónomos UATAE ha hecho balance del 2018 a fin de esclarecer las perspectivas del trabajo autónomo para 2019. El pasado mes de diciembre se cerró con una media de afiliación al RETA de 3.254.663 autónomos, la cifra más alta de los últimos 10 años. UATAE estima el año 2019 cerrará con 75.000 autónomas más.

 

En 2018, el crecimiento del RETA ha sido de 60.246 autónomos, casi el doble que en 2017 (27.249). Según María José Landaburu, secretaria general de UATAE, la principal causa de este incremento ha sido la afiliación de extranjeros y de mujeres: “Han crecido en 26.073 los autónomos inmigrantes (un 8,68% más). Los inmigrantes representan más de 1 de cada 2 nuevos autónomos en el país”. En cuanto a las mujeres, ha destacado que “ya emprenden más mujeres que hombres en nuestro país (un 55,4% de las nuevas altas son mujeres, frente a un 45,6% de hombres). Pese a que el incremento ha sido solo de un 0,3% más en términos absolutos, la reducción de la brecha de género en el trabajo autónomo es uno de los grandes objetivos de 2019″.

 

Para UATAE, la Ley de Reformas Urgentes de junio de 2017 no modificó sustancialmente el RETA ni afrontó los principales necesidades de los autónomos. Según Landaburu, “el año pasado, en los últimos seis meses de 2017, se perdieron -33.732 autónomos en España”.

 

La reforma en profundidad abordada en 2018 ante la preocupante falta de protección de los autónomos ha mejorado la confianza del colectivo y ha favorecido las altas de autónomos en 2018. Para Landaburu, “la cotización por ingresos y la mejora de la protección por enfermedad o desempleo serán los principales estímulos para el fomento del emprendimiento. Prevemos que, si seguimos por esta senda, batiremos un nuevo récord histórico de afiliación a final de año“.

 

Además, “la cotización por ingresos minimizará la rotatividad, ya que no podemos olvidar que, aunque los datos son positivos, sigue habiendo un gran número de bajas todos los meses”, ha añadido Landaburu. Precisamente, la cotización por ingresos reducirá la rotatividad, ya que los autónomos con profesiones más estacionales o los meses de menor actividad podrán seguir dados de alta, sin ver perjudicada su vida laboral.

 

Para Landaburu “es evidente que en 2018 los autónomos hemos estado en la agenda política y mediática gracias a las negociaciones con el Gobierno. Por primera vez desde hace muchos años, vemos avances significativos en nuestra protección. Nos hemos puesto en marcha. Pero aún queda la gran asignatura pendiente: la cotización por ingresos reales. Y no pararemos hasta ponerla en marcha”.