En septiembre las y los autónomos aguantan la incertidumbre económica

En septiembre los autónomos y autónomas aguantan la incertidumbre económica

Datos ocupación EPA autónomos UATAE
El empleo aumentó en septiembre gracias a los autónomos y autónomas en comparación con el mes anterior. El régimen general aumentó en 139 afiliados; el régimen del mar perdió 1.621, y los autónomos y autónomas aumentaron en 4.707. Por tanto, los afiliados y afiliadas aumentaron en 3.224. Si bien es cierto que los asalariados y asalariadas aumentaron menos en este septiembre: 139 en 2019, frente a 20.135 en 2018 y 24.511 en 2017.

 

Se trataría, por tanto, de datos que vienen siendo habituales para un mes de septiembre, con una ligera mejora respecto a los de septiembre del año pasado. El paro aumentó en septiembre respecto a agosto en 13.907. En 2018 aumentó en 20.441, en 2017 en 27.858 y en 2016 en 22.801. Es decir, el paro registrado ha aumentado menos que otros años. En cuanto a la variación anual, se aprecia una clara desaceleración en la reducción del desempleo registrado. Comparado con septiembre del año anterior, este año habría bajado en 122.798, mientras en 2018 bajó en 207.673, y en 2017 en 310.115.

 

En cuanto a los autónomos y autónomas, el comportamiento ha sido muy similar al del año anterior y mejor que en 2017. Las y los autónomos aumentaron en septiembre en 4.707, un 0,14% en relación con el mes anterior. En 2018 aumentaron en 4.395 (0,14%), y en 2017 en 3.132 (0,10%). En cuanto a los datos interanuales, en un año los autónomos han aumentado en 12.588 (0,39%). En 2018 lo hicieron en 37.398 (1,16%) y en 2017 en 24.433 (0,77%).

 

Por sectores, la situación también es similar a otros septiembres. El sector que más crece, en datos mensuales, es el de educación, con 2.576 (al reanudarse el curso escolar), y los que más bajan son hostelería (fin de la temporada de verano), -2.833, y de nuevo comercio, -1.565, con una pérdida anual de 11.360.

 

Para la secretaria general de UATAE, María José Landaburu, “el crecimiento tan leve del trabajo autónomo es fruto de la incertidumbre económica. Son necesarias medidas contundentes que estimulen un empleo estable y de calidad para una economía saneada, y especialmente una mejora de las condiciones y derechos de autónomos y autónomas”.

 

En definitiva, septiembre ha tenido una evolución similar a la de años anteriores, con una ligera mejora. Los autónomos y autónomas crecen poco en términos interanuales, especialmente en comparación con el crecimiento de las y los asalariados, lo que ya es una constante en todo el periodo.

 

En este sentido, Landaburu ha calificado el aumento en septiembre de autónomos y autónomas como “muy discreto”, y ha señalado que “no podemos olvidar que seguimos luchando por equiparar nuestros derechos con los de las y los asalariados, con más cobertura, una fiscalidad justa, una cotización en base a ingresos reales y el fin de los falsos autónomos y la precariedad, en la que, por desgracia, autónomos y autónomas estamos siempre en cabeza”.