Responsabilidad Social Corporativa (RSC)

Es un concepto amplio que afecta a diversos ámbitos de la empresa, desde su gestión hasta el desarrollo de la actividad y su impacto social y ambiental. Se consideran responsables sociales no sólo las corporaciones, sino también las pequeñas empresas y los autónomos. La RSC se aplicará de forma diferente dependiendo de las funciones de la empresa y de múltiples parámetros, desde en qué sector desarrolla su actividad al tamaño del área geográfica donde opera. En todo caso hay ciertos principios y compromisos que deberían ser comunes.

Hay 5 principios básicos que rigen la RSC

  1. Cumplir la legislación nacional en vigor y todas aquellas normas internacionales vigentes,esto quiere decir que la corporación, pequeña empresa o autónomo debe cumplir todas las leyes nacionales del lugar donde desarrolla su actividad y los convenios internacionales vigentes como acuerdos laborales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) o la Carta de los Derechos Humanos (DDHH).
  2. Si la empresa se trata de una gran corporación que actúa en diversos países, se debe tener en cuenta este carácter global para entender que la RSC afecta a todas las partes y procesos que componen la actividad empresarial.
  3. La RSC compromete, a quienes la contraen, cumplir ciertos compromisos éticos.
  4. La RSC se manifiesta en aquellos impactos que se generan de la propia actividad empresarial, tanto en lo social o comunitario, como en el medioambiente y el ámbito económico.
  5. La RSC también se debe orientar a satisfacer las necesidades y expectativas de los grupos interesados, como también a que tengan acceso a una información de calidad.

¿Dónde se desarrollan los cinco principios de la RSC?

  • La corporación, pequeña empresa o autónomo debe tener vocación de permanencia, esta debe ser ratificada por el órgano directivo.
  • La corporación, pequeña empresa o autónomo debe llevar a cabo una fiscalidad responsable, luchar contra el fraude y la corrupción en su propia actividad.
  • Debe asegurar la protección de la salud, tanto la de sus trabajadores como la salud medioambiental, en particular algunas ramas de actividad muy perniciosas.
  • Debe defender y representar los intereses de sus clientes y accionistas.
  • La corporación, pequeña empresa o autónomo debe tener la responsabilidad social de su actividad e impacto con las comunidades locales (donde se desarrolla la actividad) y la sociedad en general.
  • Medición del impacto de la actividad en el medioambiente y el cumplimiento de los objetivos de un desarrollo sostenible.
  • Asegurar la salubridad, seguridad y bienestar de los trabajadores. Las prácticas de trabajo y empleo también son parte de la RSC.

¿Qué beneficios puede traer la RSC a la empresa?

En primer lugar queremos dejar claro que los grandes beneficios de aplicar la RSC en cualquier ámbito empresarial es un beneficio colectivo, en tanto en cuanto se promueve una ética en los negocios, una responsabilidad respecto al medioambiente y el cambio climático, y un respeto al trabajo y condiciones de los trabajadores.

Ahora bien, la RSC puede favorecer a las corporaciones, pequeñas empresas o autónomos de esta manera:

  • La promoción de la sostenibilidad, la ética social y laboral es una oportunidad de mejorar la imagen y marca de la empresa, el público verá la empresa y su actividad de otra manera. Estos compromisos deberán ser visibilizados en redes sociales, web o prensa.
  • Favorece la fidelidad de la clientela y aumentar su satisfacción hacia un producto sostenible y de calidad.
  • La defensa del bienestar de los trabajadores y una actividad sostenible ayuda a generar una mejora del ambiente de trabajo y aumento de la producción.
  • Sostenibilidad del negocio autónomo a largo plazo, tanto en materia económica, energética como social.

NO será considerado RSC aquellas campañas exclusivamente de marketing donde la publicidad de una nueva imagen social y solidaria no se corresponda con el compromiso de cumplir los principios de la RSC.

NO será considerado RSC aquellas donaciones hechas a ONG’s de manera muy puntual, sin un compromiso de constancia.

Deja un comentario