UATAE: EN EUSKADI DESCIENDE EL RITMO DE CRECIMIENTO DEL TRABAJO AUTÓNOMO EN EL SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN DESDE EL INICIO DEL AÑO

Los últimos datos de afiliación a la Seguridad Social, publicados por el Ministerio de Empleo, sobre el sector de la Construcción en Euskadi, indican un claro frenazo en el ritmo de crecimiento de autónomos en el sector en los primeros nueve meses del año, un dato que contrasta con el importante crecimiento que han vivido el resto de Comunidades Autónomas en este año.
En concreto, los autónomos habrían aumentado en 14 en los nueve primeros meses del año (0,06%), situándose el número de afiliados al RETA en la construcción en Euskadi en 21.623. Una cifra muy inferior a la registrada en el mismo periodo del pasado año cuando aumentó en 198. No obstante, las cifras son mejores que la recogida en el año 2013 cuando descendió el número de autónomos de la construcción en 712 (-3,2%), por lo que podríamos estar asistiendo a un cambio en la situación que habrá que esperar para ver si se consolida. De momento, en el mes de septiembre, ya se han registrado 109 nuevas incorporaciones (0,5%).
Las mayores intensidades de aumento de autónomos en la construcción desde el inicio del año por provincias se reflejan tan solo en Guipúzcoa con un incremento de 38 trabajadores autónomos (0,4%); en Álava, por el contrario, se pierden 17 trabajadores por cuenta propia (-0,7%) y en Vizcaya, 7 (-0,06%).
Para Maria José Landaburu, Secretaria General de UATAE “es muy positivo que la construcción esté aumentando el número de trabajadores por cuenta propia afiliados en estos dos últimos años, después de seis años de crisis con pérdidas permanentes”. Sin embargo, los datos que nos arroja este 2015 muestran claramente una desaceleración en el ritmo de crecimiento del trabajo autónomo en el sector de la construcción en Euskadi. “Sería muy importante que la tendencia a un crecimiento en el trabajo autónomo se consolidara al fin, ya que el sector de la Construcción tiene efectos directos sobre la actividad de una parte importante de la Industria y los Servicios”.
A juicio de Landaburu, “durante el período de crisis, a la explosión de la burbuja inmobiliaria se unieron otros factores muy perjudiciales para el sector Construcción, como: la caída de la demanda interna; la falta de financiación para autónomos, empresas y familias; y los importantes recortes en inversiones realizados por el Gobierno de España, las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos”. Todo ello, afirma “conformó un escenario de enorme dificultad para los autónomos del sector que se vieron obligados a abandonar la actividad ante la falta de perspectivas de trabajo”. Por ello, “este cambio de tendencia en el sector en Euskadi iniciado el año pasado es un dato relevante de considerable importancia para la economía vasca en su conjunto”.
Según la Secretaria General de UATAE no hay que olvidar que “a pesar de los mejores datos, algunos de estos males persisten, por lo que es necesario que el Gobierno se emplee a fondo para mejorar el crédito y la inversión y consolidar esta tendencia que sería muy positiva para la recuperación de nuestra economía, si bien no se puede esperar, ni tan siquiera sería deseable, que el sector Construcción recuperara la importancia que tuvo antes de la crisis en el modelo económico de nuestro país”.
UATAE Euskadi está integrada en UATAE, que asocia a más de 300 organizaciones que afilian a más de 350.000 autónomos.

Grupo Noticias: