UATAE: LOS PROFESIONALES EN DESEMPLEO LIDERAN EL CRECIMIENTO DEL TRABAJO AUTÓNOMO

Un estudio elaborado por UATAE en base a los datos de afiliación a la Seguridad Social publicados por el Ministerio de Empleo, muestra de manera directa que el número de trabajadores autónomos aumentó en España en el primer trimestre del año gracias, sobre todo, a que trabajadores que se han quedado sin empleo y tenían una profesión han decidido iniciar una actividad por cuenta propia, básicamente: abogados, economistas, médicos, profesores, informáticos y periodistas.
Para María José Landaburu, Secretaria General de UATAE, “los datos indican la desaparición de actividades tradicionales y en general de mayor valor añadido y con trabajadores asalariados a su cargo, por otras que nacen con la idea de buscar una alternativa personal al desempleo y que habrá que ver si se consolidan, ya que las condiciones económicas, tanto de demanda como de financiación, son extremadamente difíciles, incorporando mayor debilidad a la estructura productiva del trabajo por cuenta propia”.
En el primer trimestre del año, determinadas actividades de Servicios han crecido en el entorno del 2% como: Actividades Profesionales y Técnicas, 3.663 autónomos más (1,6%); Sanidad y Servicios Sociales, 1.794 (2,0%); y Educación, 2.206 (3,2%). En conjunto, el número de autónomos en estas actividades ha aumentado en 7.663, un 2%, siendo el mayor incremento de autónomos de todas las actividades productivas.
Además, estas actividades profesionales, técnicas, educativas y sanitarias han supuesto casi el 90% de todo el incremento de autónomos alcanzado en el primer trimestre del año 2014 en España, que fue de 8.624, lo que da idea de la importancia de estas actividades de servicios en la evolución del trabajo por cuenta propia en España.
María Jose Landaburu, Secretaria General de UATAE, considera que “existe una correlación directa entre el aumento de actividades profesionales de servicios y la situación de desempleo de profesiones como abogados, economistas, médicos, profesores, informáticos y periodistas, que ante el desempleo masivo y su propia pérdida de empleo deciden iniciar, en función de su experiencia, una actividad por cuenta propia, mientras se destruyen actividades más consolidadas y, en general, de mayor valor añadido, en los sectores más afectados por la crisis como la agricultura, la industria, la construcción o el transporte”. A su juicio, “el incremento, aunque más moderado, de actividades de Comercio, a pesar de las menores ventas por la caída del consumo, tiene que ver también con personas en desempleo que inician actividades en este sector por considerar que es más “sencillo” y cercano para emprender y puede ser una salida personal”.
Para Landaburu “el trabajo por cuenta propia sólo se mantiene en sus grandes cifras por el desempleo masivo de trabajadores asalariados que buscan una salida personal, pero detrás hay una gran destrucción de actividades más consolidadas y tradicionales, apareciendo otras que tendrán que consolidarse en un marco de gran dificultad”.

Grupo Noticias: